domingo, 13 de julio de 2014

Sebastián Chames Quintet. Escuchando al aedo





Sábado 12 de julio de 2014
Bogui. 22:00 horas
Aforo de asientos completo

Sebastián Chames: piano
Chris Kase: trompeta
Rafael Águila: saxo tenor
Ander García: contrabajo
Dani García: batería



Después de tres años volvía anoche a Bogui el pianista y compositor Sebastián Chames, esta vez para presentar su trabajo con Youkali Music, Reconstrucción. En el disco, grabado en formación de quinteto –la misma que anoche–, Chames convocó a Jeremy Pelt (trompeta), Justin Robinson (saxo alto), Dwayne Burno (contrabajo) y Willie Jones III (batería).


Foto: Bogui

En el concierto en Bogui el saxo alto se convirtió en tenor a manos de Rafael Águila. Completaron el quinteto Chris Kase (trompeta), Ander García (contrabajo) y Dani García (batería).


Reconstrucción, tema que da título al disco, fue la elección de Chames para comenzar el viaje que supuso su concierto; una narración onírica por momentos y a menudo festiva, llena de relatos (7 temas) que a su vez formaban uno solo, rindiendo homenaje a aquella década, la de 1960, en la que las formaciones en quinteto ofrecieron tanto y marcaron casi un género propio.


Con El Pacifista, se continuó con esa característica tan presente en este trabajo, en el que la narración es tan clara que lo musical parece rozar lo literario, pues el tema cuenta y mece, avanzando por medio de la trompeta de Chris Kase.

Retoma el protagonismo Sebastián Chames para introducir su hermosa balada Alone y la atmósfera cambia con este nuevo relato, que crea un ambiente sofisticado con base de espiritual, capaz de visitar a un tiempo el jazz contemporáneo y el sonido jungle.


Y entonces, Primero Vino un Vecino y Luego la Policía; en otras palabras, llegó el hardbop, la fiesta, el duelo y el diálogo entre el Águila y Chris Kase, y, si se me permite y se comprende en el mejor sentido de la palabra, la barbaridad.



Foto: Missingduke
Remember (R. Kendrick) fue la única composición no original de Chames; con ella pudimos seguir disfrutando del mágnifico trabajo de la rítmica, con un sonido marcado y personal en el contrabajo de Ander García y la batería todoterreno y siempre inteligente de Dani García.


Cambió el ritmo pero sin perder el lirismo con 6 Taboos, y se celebró el blues con Bluesy Tune for The King.


La despedida cerró el círculo con D&B Aislados, que nos trajo de vuelta al ahora, revisando tendencias más actuales, perfectas para este quinteto acústico, capaz de viajar por géneros, visitar diversos momentos musicales y crear armonías creativas y hermosas como pez en el agua.







Publicar un comentario